Racista es quien cree en razas humanas. Y científicamente, estas no existen.
Todo empezó cuando en 1775 el anatomista alemán Johan Friedich Blumenbach clasific a los seres humanos en cinco grupos raciales (caucasianos, mongoloides, etíopes, americanos y malayos, que incluían a los polinesios, melanesios y aborígenes australianos).
Fue a principios de la década de los 80 cuando los genetistas observaron que hay mayores diferencias genéticas entre sur-europeos y norte-europeos que entre los sur-europeos y norteafricanos... Y así, con miles de muestras de adn, se demostró que genéticamente no hay más raza que la humana.
Son varios los llamamientos de los científicos a diarios, foros, insistiendo en el error; sin embargo, socialmente son muchos los interesados en mantener vivo el mito de las razas humanas.